Lo que la Pegatina tiene escondido en sus bolsillos

Por Gemma Fanjul

 

La Caracol vibró al son de la rumba catalana. Entre mandarinas y pomelos los chicos de La Pegatina nos hicieron saltar, bailar, cantar, y reírnos hasta límites desconocidos. El pasado sábado 9 de octubre La Pegatina reventó la sala madrileña, mucha gente se quedó fuera con las ganas de disfrutar de buena música, estos chicos reventaron la taquilla, la totalidad de las entradas se habían vendido antes del día del concierto. Esto no es de extrañar, estos jóvenes músicos no dejan ningún mal sabor de boca en sus conciertos.

Con temas como Miranda, Qué bonito es el amor cuando llega, A morriña, Tomasín o Los niños de la Renfe, La Pegatina despegó bien nuestros pies del suelo y nos hizo brincar junto a cientos de personas. Con una mezcla de ska, rumba, energía y sobre todo buen rollo, Ruben, Axel, Romain, Adriá, Ovidi, Sergi y Ferran hicieron de la noche lluviosa del sábado una gran fiesta.

Estos chicos nunca dejan de sorprender, desde una lluvia de confeti hasta un paseo entre el público, pasando por una actuación sorpresa de malabares (de la mano de Zulo de Canteca de Macao) y hasta un recordatorio de canciones famosas junto un poco de “break dance”. Nunca sabes lo que La Pegatina tiene escondido en sus bolsillos.

Desde las vías del tren a las más famosas salas de la capital española, los vientos de estos chicos van alegrando las noches de Madrid. Actualmente están empezando a trabajar en su tercer disco, así que… ¡Id preparando vuestro cuerpo para buena rumba!

 

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: